TRADUCTOR

Relato juevero: Reyes


REYES


 —¡Reyes! Pourquoi tu restes planté là? Allez ! Allez !
Reyes equilibró las bandejas cargadas de platos y vasos sucios y se puso en marcha ante el apremio de su jefe. Sabía que su nombre hacía alusión a la celebración por la llegada de los Reyes Magos, y sin embargo, ella odiaba esas fechas. ¿Por qué tenía que trabajar cuando todo el mundo estaba de vacaciones? Al menos, ya falta menos para que terminase su turno, pensaba.
Je vais, Monsieur...
Reyes era una joven morena y alta, de cuerpo voluminoso y sonrisa tan ancha como sus curvas. En ese momento sus ojos oscuros se notaban rodeados por el cansancio, pero aun así resistió: lavó todo lo que debía lavar, tomó nota a los clientes nocturnos, siempre con una sonrisa, y es que aquella noche podría decirse que sí se reuniría con ciertos reyes magos, que en vez de traer oro, incienso y mirra, le traerían otro tipo de mercancías.
Et… C’est fini!
Tan rápido como vio terminadas sus tareas, avisó al encargado y se cambió de ropa para salir. Fuera el invierno envolvía las calles parisinas con su gélido aliento, pero Reyes se sintió revitalizada. Callejeó hasta el lugar en el que había quedado con sus contactos… Ah, ahí estaba Bernard, con su perrito faldero de siempre de cuyo nombre nunca se acordaba.
—Tienes lo que te pedí, ¿verdad? —le preguntó nada más llegar, directa al grano y sin perder su sonrisa.
—¿Por quién me tomas, guapa? Claro que lo tengo. —Del doble forro de su abrigo extrajo un paquete—. Tú llevas el dinero exacto y en efectivo, supongo.
—¿Por quién me tomas, guapo? Va, nos lo entregamos a la vez…
Justo en ese momento unas potentes luces iluminaron el callejón. Bernard soltó la droga y el dinero al mismo tiempo, dejando a Reyes con ambos, y agarrando a su amigo de la pechera puso pies en polvorosa. Se oyó una exclamación desde el coche de policía (¡manos arriba!, ¡no se mueva!), un portazo, pasos… La chica, que cumplía diecisiete años justo ese día y nunca le había gustado correr, suspiró y se preparó para la detención.
Feliz día de Reyes.




Esta historieta está inspirada en un personaje del Proyecto W, que escribo a cuatro manos junto con mi querida Brujita.
Si queréis leer algo más de dicho proyecto, tenéis a vuestra disposición Aquel maravilloso verano

Para más reyes y reinas, visitad a Dorotea



ORIGINALES VS ¿COPIAS? (Parte 5)

¡Hey, queridos lectores! ¿Qué tal habéis empezado 2018?
     Una vez más volvemos a ese recopilatorio de canciones que se parecen a otras. ¿Qué os pareció el anterior? Entonces hablamos de T-Rex, Oasis, Maluma, la BSO de High School Musical... ¿De qué creéis que trata este Originales vs ¿Copias? Parte 5?
      El proceso de elección sigue siendo el mismo: si una canción me recuerda a otra, busco ambas, las comparo para ver si de verdad hay similitudes y después investigo sobre sus fechas de lanzamiento. ¡También se admiten aportaciones!
      Y sin más dilación, continuemos con la sección:


Caso 21

 

Avril 14th - Aphex Twin (2001) vs Blame Game- Kanye West (2010)

 

     
    
                    

¿Cómo conocí cada una? Primero escuché la de Kanye (que me encantó, la verdad, me parece que tiene una letra brutal). Últimamente he estado escuchando la lista Reading Soundtrack en Spotify para estudiar, y una de las canciones es una versión de Avril 14th. Me sonaba de algo, claro... y al final até cabos. Al buscarlas me quedé con cara de WTF. ¡Kanye fue acusado de plagio! Y merecidamente, desde mi punto de vista.



Caso 22


While my guitar gently weeps - The Beatles (1968) vs Petricor -Ludovica Einaudi (2015)


     
      
                      
                                           
     Bueno, bueno, bueno... Los fans de los Beatles, que también os habréis escuchado la canción orignal mil veces, seguro que le encontráis también el parecido. En la de Ludovico es más o menos sobre el minuto 2, como si el piano comenzase a cantar el principio de la canción de George.



Caso 23


  Careless whisper- George Michael (1984) vs Dance in the dark -Lady Gaga (2009)


          
                       

Interesante remix de músicas ochenteras, Lady Gaga. La primera en la que pensé fue en esta (me acordaba de ella por un baile de Les Twins, aquí el enlace)




Caso 24

 

 How to safe a life- The Fray (2005) vs Love story - Taylor Swift (2008)    




     

Este caso es más sutil, pero también me recordaron la una a la otra.




Para terminar, una aportación de Alice:

Caso 25

 

BSO de La chica danesa- Alexandre Desplat (2015) vs Canción del anuncio Rituals- (2017) 

 

    

                                

   Este parecido lo notó Alice, pues es la que ha visto la película y la que, al ver el anuncio, pudo entablar la relación. He intentado buscar la canción del spot, pero al parecer en unos artículos dicen que los propios productores quieren mantenerla en secreto, y en otro que es de Tom Tukker (pero no la he encontrado). ¡Si la encontráis no dudéis en dejármela en los comentarios, por favor!



¡Hasta la siguiente entrada!


Jueves de relatos: A través de sus ojos

Madre mía, ¡cómo pasa el tiempo! Algo me dice que este va a ser el último relato del año...

¿Con ganas de leerlo?

La verdad es que me entusiasma que sea precisamente una convocatoria de los Relatos Jueveros, ya que gracias a ellos me he animado escribir más asiduamente y además he conocido blogs maravillosos que espero seguir leyendo durante muchos, muchos años.

Hemos escrito sobre miedos, olvidos, nos hemos enviado cartas a nosotros mismos, hemos hablado sobre héroes y heroínas, manos y monedas, madres, dimos la bienvenida al otoño, nos hicimos regalos y hablamos de paraísos. ¡Esta vez toca ponernos en la piel de los felinos y ver a través de sus ojos irisados!

Por supuesto, durante 2017 también ha habido otros retos, como el ICUE o el LMDEinktober. He publicado dibujos, poemas, microrrelatos independientes y algún que otro capítulo de Alter Ego. Se me han ocurrido nuevos proyectos y tengo muchas ganas de que el 2018 sea un aún más próspero año escritoril. La pregunta del millón es:

¿Me acompañaréis?

Espero que paseís unas muy felices fiestas y que disfrutéis de este último relato del año: